imgres-1

Posted On 8 febrero, 2017 By In internacional, NOTICIAS, SLIDER And 89 Visitas

Responde México: alistan iniciativa para gravar con 2% utilidades de empresas de EU

El PRI adelantó que presentará una iniciativa para gravar con 2% las utilidades de las empresas estadunidenses y que, por el momento, suman 20 mil millones de dólares; ello, con el fin de contrarrestar la pretensión del gobierno de Donald Trump de cobrar un porcentaje similar a las remesas que connacionales envían a México.

Víctor Giorgana Jiménez, presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados, advirtió que la propuesta se hará realidad en el momento en que Estados Unidos concrete el gravamen a las remesas.

Durante su participación en el “Foro de diálogo, escenarios y prospectivas de la relación México-Estados Unidos”, el priista expresó:

“Nosotros les decimos que si se plantea una iniciativa para gravar con el 2% de impuesto a las remesas que envían los mexicanos hacia este país, se encontrarán con que la Cámara de Diputados presentará una iniciativa para gravar en la misma proporción los 20 mil millones de dólares de toma de utilidades de las empresas norteamericanas que se remiten anualmente a Estados Unidos.”

También dijo que el Legislativo entrará en un diálogo permanente con los representantes y legisladores de Estados Unidos, quienes encontrarán respuestas firmes y claras de los diputados mexicanos, tras conformar “un frente común entre el Ejecutivo y los legisladores, ya que estamos dispuestos a asumir nuestra responsabilidad y desplegar un activismo internacional tanto en Estados Unidos como en el mundo para defender los intereses y los derechos de México”.

A su vez, el coordinador de ese partido en San Lázaro, César Camacho, dijo que México está listo para renegociar el TLCAN con el gobierno estadunidense de Donald Trump, donde acudiremos “con una buena dosis de pragmatismo, pero también con nuestros principios y valores históricos”.

Y pidió que legisladores estén en el llamado “cuarto de al lado” durante la negociación:

“Es el tiempo en el que en el cuarto de al lado también estemos los legisladores de todos los partidos, porque más temprano que tarde se tendrá que ratificar un nuevo tratado, para lo cual se requerirá al Senado o se necesitarán normas secundarias que desarrollen legislativamente lo que se acuerde; de modo que si estamos desde el primer momento, no para sustituir a nadie, sino para respaldar las causas nobles que son de los mexicanos, creo que puede haber mejores augurios”.

Al participar en el mismo foro, el coordinador de la bancada del PRI aceptó que la relación con el vecino del norte ha sido “históricamente compleja, de claroscuros, que nunca ha sido sencilla, pero que hoy vive uno de sus momentos más desafiantes.

“Sin perjuicio de tener una agenda doméstica de muchos asuntos, nada sencillos, pendientes, en este momento establezcamos la agenda de los mexicanos, que solidifique la posición del presidente Enrique Peña y que la Cámara de Diputados”, planteó, “no sea sencillamente una observadora”.

Ante la relación adversa, dijo, el Legislativo debe tender puentes con sus homólogos de ese país y Canadá, aún antes de la reunión parlamentaria con el vecino país, pues “no podríamos esperar hasta junio para desplegar banderas”.