Mzn-2

Posted On 5 noviembre, 2013 By In Anime And 1375 Visitas

MAZINGER Z “¡Puños fuera!”

Jorge Torres

Evocando mi infancia, recordé que tenía unos juguetes que me gustaban mucho, eran de una caricatura que siempre veía por las mañanas en la televisión, estuve molestando por mucho tiempo a mi mamá para que me comprara los robots que salían ahí. Finamente una mañana mi mamá me sorprendió con dos muñequitos, uno era Mazinger Z y el otro su fiel acompañante de batallas Afrodita A.

Pasé momentos grandiosos jugando con mis juguetes hasta que, como siempre, se fueron perdiendo con el paso de los años. Ahora que recuerdo, me puse a pensar sobre la ánime Mazinger Z que fue una serie que marcó la infancia de muchas personas allá por los noventa, pero veamos dónde surgió esta gran serie.

Como todo ánime, esta serie comenzó con un manga creado en 1972 por Gō Nagai. Cuyos primeros capítulos se publicaron por primera vez el 12 de septiembre de ese año en el número 42 del semanario Shonen Jump. Su éxito no se hizo esperar, y el 3 de diciembre de ese mismo año se estrenaba el primer capítulo de su adaptación animada. El manga consta de un total de 1021 páginas que se editaron posteriormente en varios tomos.

El ánime tuvo un total de 92 episodios que cuentan la historia de un grupo de científicos que construyen un robot gigante en su lucha contra las fuerzas malignas del Dr. Hell. En 2009, la serie se reeditó en un nuevo manga titulado Shin Mazinger Shōgeki Z hen, que incluyó novedades en la historia. La revista Animage tiene a Mazinger Z en el lugar 11 de los mejores ánimes.

A raíz de Mazinger Z, los robots gigantes comenzaron a proliferar dentro del manga y el ánime hasta convertirse en un género propio conocido como “mecha” (abreviatura de “mechanical”). Obras tan conocidas como Robotech, Macross, Evangelion o los propios Transformers son legado del pionero Mazinger.

Fue tal el éxito de esta serie que en habla hispana tuvo tres doblajes distintos, uno hecho por cubanos, otro por mexicanos y uno para los españoles, en nuestro país se puede apreciar diferentes tipos de voz en los primeros episodios, después esto se va normalizando, pues se conjuntaron los dobladores cubanos y mexicanos, mediante una empresa de doblaje con sede en Miami.

En el caso de España, la serie gustó mucho y un ejemplo de ello es la localidad de Mas del Plata en Tarragona, donde se ubica una estatua de Mazinger Z que mide 10 metros de altura, está hecha de fibra de vidrio y fue construida a principios de los 80 con el objetivo de que presidiera la entrada al lugar. Nadie recuerda quién fue el arquitecto que tuvo la idea, pero ahora yace abandonada para que los curiosos se fotografíen a su lado.

Mazinger Z marcó una generación en la cual disfrutamos de grandes series japonesas que llegaron a nuestro país, como dijeran algunos memes de Facebook: “Si no viste Mazinger Z no tuviste infancia”.