QUEBRADERO

Posted On 17 septiembre, 2014 By In El Quebradero, SLIDER And 637 Visitas

El Quebradero… Perder antes de llegar a las urnas

El Partido Acción Nacional quiere perder antes de tiempo. Con amplias posibilidades de recuperar la gubernatura perdida en 2009, el blanquiazul ha roto lanzas y de nuevo, las pugnas internas amenazan con colocarlo en posición de derrota anticipada.

De cara a las elecciones de junio de 2015, el panorama político para un partido opositor como es el PAN, se puede afirmar que es envidiable.

El saldo de Fernando Toranzo como gobernador es negativo, por ejemplo, al cumplirse cinco años de gobierno, ya superó, en número de ejecutados, por el crimen organizado a los ocurridos en la administración del panista Marcelo de los Santos.

El partido en el poder -el Revolucionario Institucional- fue tomado por el Comité Ejecutivo Nacional, su dirigencia estatal es sólo fachada y se espera la designación de su candidato a gobernador por la vía del dedazo. Sus consecuencias pueden ser imprevisibles en términos de unidad y organización.

El PRI tiene al menos una decena de aspirantes a lograr la candidatura y de entre ellos no existe ni por atisbo, una figura que represente cierta garantía de triunfo. Todos van de media vara hacia abajo, nada como para entusiasmarse.

El PRI en el gobierno de la mano de Toranzo dejará una deuda pública de más de cinco mil 500 millones de pesos, 30 por ciento más elevada de la que recibió en 2009, lo que hace recordar que el ahora gobernador se había comprometido a no contratar deuda.

El PRI en San Luis Potosí es un foco rojo para la dirigencia nacional por tener en Toranzo un gobernador alejado del partido, impopular y con un gobierno de escasos resultados.

Estas que son apenas unas cuantas versiones de la realidad política potosina, son suficiente para que la oposición esté de plácemes frente a los comicios del 2015, pues se entiende que entre el gobierno y el PRI han hecho todo cuanto se tiene que hacer para perder.

Sin embargo, en Acción Nacional, se están empeñando en auto aniquilarse y llevan semanas enfrentados. El Círculo Azul mantiene el poder al interior del partido y está dispuesto a quedarse con la candidatura a gobernador a cualquier costo, así sea el de la ya evidente fractura interna.

En el PAN no quieren ganar las elecciones del año próximo, eso está claro, pues les llena más de gusto ser una oposición gritona, sí… pero que se solaza con las migajas.

 Juan Antonio González