1489519

Posted On 2 agosto, 2016 By In internacional And 272 Visitas

Demócratas eligen a Hillary Clinton como candidata a la presidencia de EU

El Partido Demócrata designó ayer a Hillary Rodham Clinton como candidata presidencial luego de que el senador Bernard Sanders propusiera que fuese por aclamación.

Los demócratas rompieron así un “techo de cristal”, tan simbólico como importante, y convirtieron a Hillary Clinton como la primera mujer nominada a la Presidencia por un partido mayor en Estados Unidos.

La propuesta de Sanders fue un poderoso mensaje de unidad un día después de que la Convención Nacional Demócrata mostrara signos de división.

Pero no pudo evitar que decenas de personas con letreros de apoyo a Sanders salieran del recinto en protesta. Algunas de ellas, tal vez medio centenar, se dirigieron al área de prensa para expresar su descontento con el proceso de selección.

Sanders habló casi al final del evento, cuando tocó el turno de su estado de Vermont, al que representa en el Senado, para emitir su voto.

“Propongo que todos los votos emitidos por delegados sean reflejados en el registro oficial y propongo que Hillary Rodham Clinton sea elegida como la nominada del Partido Demócrata para presidenta de Estados Unidos”,
apuntó.

La presidenta de la convención, la diputada Marcia Fudge, consignó de inmediato la propuesta de Sanders y pidió un voto de voz. “Sí”, respondió la multitud; “no”, respondió un coro más pequeño… “Los sí ganan”, declaró Fudge en medio de ovaciones.

La postura de Sanders fue un formidable respaldo a Rodham Clinton, luego de una dura campaña de selección de candidatos y demandas de cambios en el proceso y en la plataforma del partido.

Durante la mañana trascendió que había acercamientos hacia Sanders para que fortaleciera los llamados de unidad y terminara con las expresiones que se temía mostraran un partido dividido.

Algunas voces de partidarios de Bernie Sanders se dejaron escuchar, pero había también una creciente expresión de respaldo a Clinton, al menos públicamente, como hizo el propio Sanders la noche del lunes.

No es que eso hubiera podido cambiar los resultados del proceso electoral.

Clinton obtuvo un total de dos mil 814 delegados, muy por encima de los dos mil 382 necesarios para ganar la candidatura.

Con ello, el Partido Demócrata hizo historia otra vez, 32 años después de que postularan en 1984 a la primera candidata a la vicepresidencia, la neoyorquina Geraldine Ferraro, y a sólo ocho de romper otra barrera con la selección del senador negro, Barack Obama.

“Somos el partido del mañana”, señaló el representante John Lewis, al puntualizar que “hace ocho años rompimos un techo y elegimos al primer presidente de color, no una sino dos veces”, y exhortar a los demócratas a hacerlo de nuevo y “estar con ella”.

El llamado tuvo un involuntario dejo de ironía porque hace ocho años, Clinton fue derrotada por Obama en la campaña por la candidatura. Pero después ella aceptó ser la secretaria de Estado entre 2008 y 2012.

Fue particularmente importante porque Lewis es uno de los pocos participantes que quedan de los originales luchadores por derechos civiles y la “Marcha sobre Selma”, a principios de los 60.

El discurso adquirió mayor impacto por las protestas callejeras de miembros del grupo Black lives matter (Las vidas negras importan) contra Clinton, acusándola de no ser suficientemente fuerte en sus declaraciones sobre la violencia policial contra negros.

Pero Clinton y su campaña han hecho contacto con las llamadas “madres del movimiento”, las madres de los jóvenes negros Eric Garner y Michael Brown, cuyos decesos en 2014 inspiraron el movimiento.