CEDH

Posted On 28 noviembre, 2014 By In local, regional, SLIDER And 455 Visitas

CEDH emite recomendación al SEER por caso de discriminación de una menor por parte de un maestro en Tamazunchale

La Comisión Estatal de Derechos Humanos informó que la Recomendación  Número 28/2014 fue entregada a la Dirección General del Sistema Educativo Estatal Regular (SEER), por maltrato verbal a una menor de edad por parte de su profesor de primaria ubicada en el municipio de Tamazunchale, al hacer comentarios discriminatorios alusivos a su estado físico, violentado los derechos humanos a la igualdad y trato digno, a la integridad personal y a la educación.

En el expediente 2VQU-0152/2013, con fecha del 10 de septiembre de 2013, esta Comisión Estatal recibió la queja que presentaron los  padres de la menor, quienes precisaron que su hija, estudiaba en la Escuela Primaria en el municipio de la huasteca sur, donde el profesor del citado centro escolar durante el ciclo escolar 2013-14, al hablar en clase sobre el tema de “obesidad”, puso como ejemplo a su hija, haciendo comentarios peyorativos en torno a su complexión robusta, lo que ocasionó que sus compañeros se burlaran de ella.

Señalaron que después de estos hechos su hija,  se negó a comer ya que manifestaba que su profesor se burlaba de ella por estar “gordita” y no quería que sus compañeros hicieran lo mismo. La madre manifestó que cuando intentó acercarse a dialogar con el profesor sobre el incidente, éste le dijo que no fuera con chismes, que ignoraría a la alumna de toda actividad y que si no estaba a gusto mejor la sacara de la escuela.

En la valoración psicológica que se practicó a la menor por personal de este Organismo, se concluyó que presenta una afectación grave para manejarse en el ámbito social, tendiendo al asilamiento y dificultándole establecer relaciones interpersonales.

Al acudir con el Director de la Escuela Primaria, el maestro  se puso agresivo y grosero, y continuó hostigando a su hija, haciéndola sentir culpable de lo sucedido. El 6 de noviembre de 2013, la Dirección General del Sistema Estatal Regular informó a esta Comisión, que determinó ubicar al maestro a otro Centro Escolar, de la Región Huasteca Sur del Estado.

En este caso, los derechos humanos reconocidos en el artículo 4, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, de que las niñas y los niños tienen derecho a la satisfacción de sus necesidades de educación y sano esparcimiento para su desarrollo integral, lo cual en el presente caso no ocurrió ya que no se realizaron las acciones necesarias para que cesaran las agresiones o los actos de abuso en contra de la niña, lo que a la postre le generó un daño en su salud psicológica.

El Comité de los Derechos del Niño de la Organización de las Naciones Unidas, en su Observación General Nº 13, “Derecho del niño a no ser objeto de ninguna forma de violencia”, establece que la protección contra todas las formas de violencia debe considerarse no sólo desde el punto de vista del derecho del niño a la vida y la supervivencia, sino también en relación con su derecho al desarrollo, que se ha de interpretar en consonancia con el objetivo global de la protección del niño. La obligación del Estado incluye la protección integral contra la violencia que ponga en peligro el derecho del menor a la vida y el desarrollo.

El profesor incumplió las disposiciones que obligan a proteger de toda forma de maltrato, daño, agresión o abuso que afectara la integridad física o mental de la niña, así como garantizar la tutela y el respeto de sus derechos fundamentales, atendiendo al interés superior del niño, de conformidad con lo dispuesto en los artículos 4, 6 y 10 de la Ley para la Protección de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes del Estado de San Luis Potosí, que establecen la obligación de los servidores públicos de cumplir con la satisfacción de las necesidades para el desarrollo integral y promoción del respeto a la dignidad de la niñez, dando prioridad a su bienestar en todas las circunstancias y ante cualquier interés que vaya en su perjuicio.

En la Recomendación entregada al SEER, se pide la reparación del daño ocasionado, que incluya atención psicológica para la victima; colaboración  en la Investigación Administrativa  iniciada en el Órgano de Control Interno, por tratarse de un servidor público de esa Dirección a su cargo; colaboración  con este Organismo Estatal, en el seguimiento e inscripción de la menor en el Registro Nacional de Víctimas, previsto en la Ley General de Víctimas, y se impartan cursos de capacitación al personal docente y administrativo de la Primaria en materia de derechos humanos, en particular del derecho a una vida libre de violencia, derechos de los niñas, niños y adolescentes, derecho al trato digno, a la no discriminación, así como a la seguridad escolar.